Plaza de Cuba; 3 - Acc. 41011 Sevilla

Un Plan General Contable para las Comunidades de Propietarios

plan-general-de-contabilidad-2007-9788489006942

 Un Plan General Contable para las Comunidades de Propietarios

Uno los principales requisitos que deben exigir los propietarios es el rigor en las cuentas de su Comunidad. Éstas, además de entendibles, deben  reflejar fielmente la situación económica de la misma y, por supuesto, deben ir más allá del «Saldo en banco» y del típico listado de gastos. Unas cuentas profesionales deben ser llevadas respondiendo a criterios contables comunes y normalizados.

La peculiaridad en cuanto a su determinación jurídica, carente de personalidad, han convertido en no pocas ocasiones a las Comunidades de Propietarios en una especie de Reino de Taifas donde todo ha valido, perjudicando al propietario que contribuye con sus cuotas y solidariamente termina respondiendo de los errores en la gestión de las cuentas de la Comunidad.

A menudo llegan al Despacho cuentas ininteligibles que hacen imposible estructurar y conocer la realidad económica de una Comunidad y en esos casos más que nunca se echa de menos una estandarización contable en toda regla, atendiendo a los criterios del Plan General Contable (PGC).

A veces este batiburrillo al que llaman «cuentas» se justifica con el manido «…es que no es obligatorio para las Comunidades llevar una contabilidad según PGC…». Cierto, no lo es, pero sí es deseable y, a nuestro parecer, define la pericia y profesionalidad del responsable de llevar las cuentas de la Comunidad.

La tendencia natural de las Comunidades de Propietarios, deseable por otro lado, es avanzar hacia una regularización normativa en su gestión que ofrezca más garantías para propietarios y para todos los agentes que intervienen en su día a día.

Prueba de este avance a una cierta normalización regulada, es la reciente obligación fiscal que se impone a las Comunidades de Propietarios consistente en la declaración anual de operaciones con terceras personas (Modelo 347), con los matices que nos son objeto del presente artículo, además de otras obligaciones fiscales ya consolidadas en cuanto al suministro de información referida a la atribución de rentas (Modelo 184) o en las declaraciones trimestrales de IVA y resumen anual (Modelos 303 y 390) cuando se dan circunstancias que lo exijan. ¿Cuántas novedades y obligaciones más serán exigidas próximamente?

Como decimos, no es el propósito el de repasar la fiscalidad de las Comunidades de Propietarios, sino más bien abogar por una normalización en la gestión contable de las mismas en pos de mayor seguridad y transparencia de las cuentas comunes contribuyendo a la seguridad jurídica de las comunidades.

La contabilidad de doble partida es un instrumento esencial para que las cuentas hablen un mismo idioma, es decir, que sigan unos criterios que permitan un análisis objetivo más allá de interpretaciones personalistas del «contable». Para ello, el instrumento es el Plan General Contable adaptado para PYMES, aprobado por el Real Decreto 1515/2007 de 16 de noviembre, a falta de una adaptación especial como los que ya existen en otros sectores.

En este sentido, entendemos que sería conveniente que el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas impulsara la confección y regulación de un Plan General de Contabilidad sectorial adaptado a las peculiaridades de la gestión contable-económica de las Comunidades de Propietarios, en beneficio de una mayor profesionalización de la gestión de los Administradores de Fincas.

Entendemos que debe exigirse a un Administrador que lleve las cuentas profesionalmente, con contabilidad de doble partida, según Plan General de Contabilidad, y que se adapten los informes que procedan para un fácil entendimiento por todos los propietarios y una eficaz puesta a disposición de la información a los propietarios.

Si el lector es un propietario interesado en los asuntos de su Comunidad, le recomendamos que exija sus cuentas según los criterios del Plan General de Contabilidad, acompañada de los informes que precise y le ayuden a entenderlas además de que puedan ser auditadas.

Las Comunidades administradas por Aselegal Consultores, son contabilizadas según los criterios y principios establecidos en Plan General de Contabilidad, ofreciendo además la posibilidad de presentar las cuentas anuales auditadas por Auditor externo Colegiado.

Comentarios (2)

Maribel Orellana Gil

Mi muy admirado compañero:

Suscribo el total de tu post en todo su contenido. No puedo estar más de acuerdo. Su práctica, la del Plan General Contable, debería ser un elemento diferenciador generalizado de todos los profesionales de la administración de fincas, yo que al igual que tú lo practico, me da muchas satisfacciones con mis clientes, además de ofrecer garantías que entiendo que protegen a nuestros consumidores, garantía me atrevo a decir jurídica.
Del mismo modo sabes que no comparto en absoluto la práctica de la cuenta única, contraria por supuesto al PGC, y que no contribuye en absoluto, sino todo lo contrario a la seguridad jurídica obligatoria que todo profesional ha de mantener con sus administrados.

Gracias siempre compañero por contribuir a esa necesaria mejora de nuestra extraordinaria profesión, a la imagen de la misma, y a enriquecernos con tu incuestionable alto nivel de profesionalidad.

Es un orgullo para mí tener verdaderos compañeros como tú.

Maribel Orellana Gil
Col.2392 CAF MÁLAGA

Muy acertado el artículo.

Aunque no se lleve una contabilidad pura y dura, hay que usar unos criterios que ayuden a su comprensión e interpretación, ya sea por parte de los propietarios y otros profesionales.

Los comentarios están cerrados.